27/9/2014

PLAN PARA UNA TARDE OTOÑAL

¡Llegó el Otoño de nuevo! Y estoy feliz... me encanta salir a pasear por los parques de Pamplona y ver los nuevos colores que invaden las copas de los arboles. Me gusta oír el crujir de las hojas secas bajo mis pies, es una tontería, pero me hace sonreír.


Después de dar un paseo agarradita de la mano de mi amorcito, un buen plan al llegar a casa es: ponerme cómoda, calentar agua para preparar un rooibos de chocolate y naranja (uhmmmm este que os recomiendo está exquisito), poner música de fondo y sacar las agujas para tejer un ratito. 

Ese es mi momento de relax, desconecto de las preocupaciones de la semana y del trabajo... Ahora estoy haciendo este bonito cuello para estar bien calentita cuando llegue el invierno, que como todas sabéis aquí en Pamplona suele ser duro :)


Tanto las agujas como la lana que estoy utilizando son de Katia y me gustan mucho.

Las agujas son intercambiables, de madera y el tacto es muy suave ¡no pesan nada! el cambio de usar las agujas tradicionales a estas es significativo, sobre todo en la posición, para mi resultan mucho mas cómodas, para las manos, los hombros e incluso el cuello. Se venden por separado y puedes comprar lo que necesites, también tienen cables de diferentes tamaños e intercambiables que pueden juntarse con unos conectores para realizar labores muy grandes.

La lana es la "AZTECA" en el color 7835, vienen en ovillos de 100 gr aproximadamente. El color es precioso, fue lo que llamó mi atención y me convenció para comprarla sin pensar que haría con ella :)

Si os apetece hacer un cuello como el mío, aquí os explico como la estoy haciendo:

- Montamos 150 puntos

- Colocamos un marcador al cerrar la primera vuelta, para tener una referencia y poder ir contando las vueltas.

- Tejemos 2 puntos del derecho y dos puntos del revés, durante 6 vueltas.

- En la siguiente vuelta, realizamos un cruce de 2 puntos a la izquierda. Yo me he ayudado de una aguja de ganchillo. (¡Es muy fácil, así que no cunda el pánico! cogemos con la aguja del ganchillo los dos puntos del derecho y los dejamos ahí mientras tejemos del derecho los dos siguientes puntos, que eran del revés. Y después, los dos puntos del derecho que tenemos en el ganchillo, los tejemos con punto del revés. ¡Ya está! Simplemente tenemos que repetir esto hasta que terminamos la vuelta).

- Y repetimos hasta terminar, otra vez 2 puntos del derecho y dos del revés y 6 vueltas después volvemos a cruzar los puntos.


Como no podía ser de otra manera mi pequeña Greta os quería saludar y se coló en la sesión de fotos que hice ayer, jajajaja. No os imagináis lo bonita que está y lo buena que es... Le encanta abrir el armario donde guardo las labores y curiosear por mis bolsas. No me imagino ya mi vida sin ella. Es simplemente perfecta...

Un abrazo muy fuerte y muchas gracias por la bienvenida que me habéis dado ¡sois encantadoras chicas! Nos vemos el próximo fin de semana con un post muy muy muy dulce ¡no os lo podéis perder!

21/9/2014

3, 2, 1... ¡EMPEZAMOS DE NUEVO!

Ha pasado tanto tiempo que ya no puedo tutearos... Algunas me habréis echado de menos, se que otras simplemente dejasteis de pasar por aquí. Sea como sea, os pido disculpas por haber abandonado el blog ¡SORRY!


En muchas ocasiones he querido retomar el blog pero por cuestiones de salud, de tiempo, por estar inmersa en otros proyectos... he ido retrasando este momento. ¡Incluso llegué a pensar en crear un nuevo blog! Porque he cambiado desde que en 2012 empecé a escribir en este rinconcito y necesariamente el blog tenía que cambiar también. 

3/2/2014

GRETA



Quien me conoce sabe que siempre he querido tener un gato... desde que tengo uso de razón les he pedido a mis padres que me dejasen tener un minino en casa, pero nunca pudo ser hasta ahora :)

Esta es Greta ¡nuestra pequeña ardillita! Es muy curiosa y simpática, no paramos de reirnos con ella... Nos tiene enamorados.

3/11/2013

Halloween 2013

Hola chicas,
con un poquito de retraso os traigo este post...


Doy miedo ¿verdad? jejeje, Halloween es una fiesta que me encanta pese a que muchas personas digan que es una americanada y estén en contra de esta fiesta, la verdad es que originalmente es una fiesta celta, que se celebra desde hace más de 3000 años. Y fueron los inmigrantes irlandeses los que transmitieron esta tradición al continente americano.